Aprendizaje Centrado en el Estudiante

14/04/2018

Posicionamientos

El Aprendizaje Centrado en el Estudiante es un modelo cultural de estructuración de las instituciones universitarias y de abordaje de las dinámicas de aprendizaje muy relacionado con las teorías de aprendizaje constructivistas.

Estas defienden la necesidad de entregar al estudiante herramientas, generar andamiajes mentales que le permitan construir sus propios procedimientos para resolver una situación problemática, lo que implica que sus ideas se modifiquen y siga aprendiendo. El constructivismo educativo propone un paradigma donde el proceso de enseñanza se percibe y se lleva a cabo como un proceso dinámico, participativo e interactivo del sujeto, de modo que el conocimiento sea una auténtica construcción operada por la persona que aprende.

Convierte al “alumno” en “estudiante”, en un sujeto autónomo para definir sus propios procesos de aprendizaje, que ahora no solo su aprendizaje depende del “maestro que enseña” si no que se pone de manifiesto la capacidad del estudiante del autoaprendizaje, por ejemplo. Este concepto, ademas, sitúa al estudiante, en el centro de la universidad, como sujeto activo de su funcionamiento y para la consecución de todos los objetivos marcados, formativos, investigadores o sociales. Para ello el estudiante debe encontrarse inmerso en la toma de decisiones de la propia institución universitaria.